Vampira Samurai: Mi Espada y Colmillos

Vampira Samurai: Mi Espada y Colmillos

 

Descripción del producto

El nombre de mi padre es ‘Naoko Kasai’. Él es un guapo, valiente, millonario, Samurai; de la isla de Tochigi, Japón.

Cuando se casó con mi madre los dos deseaban tener hijos de inmediato.

Mi padre quería que el bebé fuera un niño para enseñarlo a ser un Samurai, y pelear lado a lado. El destino intervino y nació una niña. Mi madre me nombró ‘Aiko’.

Unos dias antes de que cumpliera once años de edad; mi padre me preguntó que queria para mi cumpleaños. Sin vacilación le dije que quería una espada.

Me gané la jerarquía ‘Samurai’ cuando tenía 18 años. Desafortunadamente, algo terrible me pasó a mi y a mi prima ‘Kiku’ cuando fuimos de vacaciones a Rumania.

Mongoles y Turcos invadieron Japón y voy a combatirlos hasta la muerte.

Un misterioso y guapo vampiro llamado ‘Xander Van Buren’ va a tratar de ganar mi amor; si ‘Akemi Naito’ mi prometido se lo permite.

 

Vampiros en la literatura

La presencia de los vampiros en la literatura abarca un campo literario centrado en torno a la figura del vampiro y los elementos asociados a la misma, con diversas variantes. Aunque figuras y personajes vampíricos con diversos rasgos han aparecido en la mitología, la cultura oral y la literatura desde la antigüedad la primera aparición del vampiro literario moderno se produjo en las baladas góticas del siglo XVIII, saltando al ámbito de la novela con The Vampyre de Polidori (1819) y posteriormente se popularizaría como figura de los relatos de terror. La historia de Carmilla (1872) de Sheridan Le Fanu resultó muy influyente en el género, así como para perfilar la imagen del vampiro gótico, pero sin duda la obra maestra y completa del género es Drácula de Bram Stoker (1897). Desde el siglo XX las historias de vampiros se han diversificado, no sólo aportando elementos nuevos, sino también introduciendo elementos de otros géneros como las novelas de suspense, fantasía, ciencia ficción y otros géneros menos habituales. Además de las tradicionales criaturas no muertas bebedoras de sangre, el vampirismo se ha extendido a otro tipo de seres como alienígenas o incluso animales. Otros “vampiros” de ficción se alimentan de energía vital en lugar de sangre.

 

También te podría gustar...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: